Nuestros compromisos medioambientales
Respetar la naturaleza.

Preservar los recursos naturales es una de las principales preocupaciones de NUXE. Esta iniciativa está presente en cada etapa de la creación de nuestros productos, desde la selección de activos naturales hasta el embalaje, pasando por la formulación.

El arte del sourcing
Los activos que componen los tratamientos NUXE son geográficamente trazables. Además, nos comprometemos a dar prioridad a los cultivos con recolecciones silvestres y no utilizamos materias reguladas CITES (especies vegetales protegidas).

Une formulación respetuosa
Para limitar el impacto de nuestros productos en el medio ambiente, elaboramos fórmulas que se aclaran con agua biodegradables en más de un 80 %*. Para nuestro exfoliante, no utilizamos ningún tipo de micro-bolitas de plástico (de conformidad con la normativa), sino únicamente partículas exfoliantes de origen natural.

Además, nuestros tratamientos se formulan en el respeto a los animales: nuestras fórmulas son veganas y no contienen ingredientes o derivados de origen animal (exceptuando nuestra gama Rêve de Miel® que contiene derivados de la colmena) y no realizamos pruebas en animales, de conformidad con la normativa cosmética europea en vigor.

Embalaje responsable
Asimismo, el compromiso medioambiental de NUXE se aplica a los embalajes de nuestros tratamientos gracias a tarros de 50 ml de diseño ecológico exclusivos, compuestos de materiales reciclables y optimizados respecto a su peso. De acuerdo con un estudio de ciclo de vida realizado en 2018, nuestros tarros de 50 ml de diseño ecológico de vidrio permiten ahorrar cada año el equivalente del consumo de agua de un francés durante 2 años(1), la destrucción de 244 árboles(2) y las emisiones de un vehículo que da 28 veces la vuelta al mundo(3).